domingo, 18 de enero de 2009

y sin embargo está sola

Como todos los días despierto, miro a mi alrededor y pienso: " y sin embargo está sola". Ya quiera yo darle compañía, que prefiere la soledad. Busco, miro, encuentro, pero ella no quiere nada, sólo soledad. Por mil caminos, por mil senderos he intentado conducirla, pero ella prefiere la soledad. No quiere darse a conocer, no quiere reconocer su debilidad y sin embargo es tan fuerte, tan fuerte que su propia fortaleza hace que no se deje mostrar.

Así es el alma del poeta, triste cansada y viviendo en soledad. Cuanta razón dijo Béquer cuando en su rima decía: "del salón en el ángulo oscuro, de su dueño tal vez olvidada, silenciosa y cubierta de polvo, veíase el arpa. Cuanta nota dormía en sus cuerdas, como pájaro duerme en la rama, esperando la mano de nieve, que sabe arrancarlas..." Así mi alma cubierta de polvo, espera una mano cándida que la arranque de su rincon oscuro, la saque a la luz y haga que la soledad sea compañía.

Sola se encuentra y por ahora sola se queda, mas no ceso de esperar a que un día como mochuelo que nace, salga volando en busca de una compañía grata.

"Dedicado a todo aquel o aquella que busca y no encuentra su alma gemela"

No hay comentarios: