lunes, 16 de febrero de 2009

el cielo en la tierra

Se me abrieron los ojos con la noticia
vinieron a dármela y no sé cómo no salté de alegría
el infierno acabado queda y reina ahora la alegría
he entrado a un cielo nuevo con trabajo del día a día

así vivo ahora, antes un infierno donde moría
ahora vivo en un cielo, cielo en el que reina alegría

Bendita calma llega a mi cabeza
donde la paz encuentro en el jaleo
y el jaleo es dulce como miel de cereza

así impera ahora en el alma la paz
paz porque ya no vivo muerto
sino que vivo en el cielo con alegría
alegría de poder disfrutar lo que queda
lo que queda vivirlo como si fuera el último día

Gracias mil al bien hacedor de todo esto
pues de estar en los infiernos
paso directamente a vivir junto a ti
rodeado del dulce jaléo en el cielo

No hay comentarios: