lunes, 13 de abril de 2009

a ti

quisiera denunciarte, por atraco a mano armada. Te has apoderado de mi alma. Me has captado, raptado, atrapado, capturado y ahora no hay quien me separe de ti. Me has dado vida y a la vez me has muerto, pues te llevas todo lo que te ofrezco.

Debería reaccionar pero no puedo, quiero tenerte en mi mente, a cada instante; oir una canción y que me recuerde a ti; pensar en tu mirada y sentirme libre en la laguna de tus ojos... pero no puedo. Me tienes amarrado y no quiero que me sueltes.

No hay comentarios: