martes, 27 de marzo de 2012

Lejana y sola, pero siempre en mi vida

Llevo lejos de ti poco tiempo,
pero mi alma está herida
sombras de grandes recuerdos
largas horas en ti vividas

Dolores en el alma produces
al no sentirte en mí dormida
pues es ver tus lindas fachadas
y desintegrarme en alegrías

Angustia de no tenerte
pasión por ti reflejada
es recordar tu gran templo
y tus queridas murallas

ciudad de mis amores
pasión de tus patios vivida
mayo luce en tus flores
Ay ¡cómo te añoro!
mi córdoba querida